top of page

Soñar cuesta tanto

Enciendo la pava eléctrica recién puesta, miro por la ventana de la cocina y lo próximo que escucho es la palanquita que salta indicando que el agua hirvió y que ya no sirve para el mate.

Finaliza el centrifugado y espero el minuto a que la puerta del lavarropas quite el seguro, me parece una eternidad. Sin embargo, vuelvo a mi cuando alguien me avisa (y me sobresalta) que ya puedo retirar la ropa, mientras yo sigo ahí parada con la mano en la puertita y sin haber escuchado el pi pi piiii. ¿A dónde me había ido mentalmente?


Quienes padecen de ensoñación maladaptativa (EM) pasan un promedio de 4 horas al día perdidos en su imaginación. En términos estadísticos los niveles de esta condición fueron superiores durante momentos claves como el del Covid-19, puesto que la imperiosa necesidad de soñar nos abstraía del escenario nefasto que atravesábamos.


Para algunas personas que sufren de este desorden, la interacción con el mundo real es reemplazada por las fantaseadas, deteriorando sus relaciones sociales o procrastinando las actividades necesarias para su desempeño académico y/o laboral.


Como parte de otros factores mentales asociados a este cuadro, se ha encontrado relación entre la ensoñación excesiva, el trastorno obsesivo compulsivo y la ansiedad: cuanto más sueño despierto, más me cuesta apartarme de ese comportamiento - o ideación. Y cuanto más lo hago, menos respondo a las demadas que el medio me exige, poniendo en primer plano mi ansiedad que se ve generalizada a diferentes ámbitos de mi vida.


Una más: La desregulación emocional puede ser tanto causa como producto de la EM. Es decir, porque no me ordeno en mis emociones ‘escapo’ a mi mundo interno, o porque paso largo tiempo en ese mundo fantaseado luego me cuesta conectar con el real, generándome un desorden de emociones.


Aunque no está formalmente especificado en el manual de trastornos, hay cibercomunidades y sitios dedicados al tema y las muchas preguntas al respecto.


Y vos, ¿cuánto tiempo ensoñás?




Comments


bottom of page